Desde la Cámara de Diputados, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) advirtió que no se dejará presionar por el Ejecutivo federal ni mucho menos por la Iglesia católica para que apruebe en lo inmediato la ley de extinción de dominio.



La ley anticrimen se encuentra "congelada" en comisiones del Senado; en tanto el domingo anterior, el semanario católico Desde la Fe hizo un llamado a la oposición para que apruebe esa iniciativa, y hoy, el presidente Felipe Calderón, en un acto público, pidió a los senadores avalar la reforma de justicia.

         La iniciativa prevé que los bienes de un narcotraficante, secuestrador o cualquier persona que se dedique a la delincuencia organizadas, sean incautados; además, se sancionará y quitará el bien a una persona que habiendo rentado su inmueble, haya tenido conocimiento que ahí se cometían actos delictivos.

         Emilio Gamboa Patrón, coordinador parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, aclaró que no se dejarán presionar por nadie, e hizo un llamado a la Secretaría de Gobernación para que cumpla con su obligación y llame la atención a la Iglesia católica, por estar interviniendo en asuntos de política.

         "Lo que digo es que Gobernación debe hacer su tarea y (con) el mandato que le da la Constitución a la Secretaría de Gobernación".

         Gamboa Patrón expresó:

         "No nos vamos a dejar presionar ni por el presidente de la República ni menos por el presidente (Germán Martínez) de un partido como es Acción Nacional, para que aprobemos las reformas que nos mandó el presidente.

         "Jamás en la historia el PAN aprobó alguna reforma como la mandó el PRI y nosotros, con profundo sentido de responsabilidad con la sociedad, las vamos a aprobar", dijo.

         En cuanto al editorial del semanario católico Desde la Fe, el priista consideró que la Iglesia, donde tiene que meterse, es en asuntos "de fe" y dejar los asuntos políticos en manos de los políticos.

         "Este asunto es legislativo. Debe dejársele con plena libertad a los diputados y senadores de todos los partidos que hagan su tarea y no puede (la Iglesia) culpar a un partido", comentó.


Fuente: www.proceso.com.mx